Ya que nos encontrábamos en “City Hall” y el paso de peatones comienza justo ahí, no pudimos evitar cruzarlo. Ejemplo de diseño urbano e inspiración de artistas, este gigante de piedra caliza, granito y cemento fué el primer puente en suspención del mundo construido en acero.

Vamos a culpar a la “emoción” del momento. Pero como anécdota, os contaré que mientras lo cruzamos eventualmente sin darnos cuenta invadímos el carril bici. Algo que no le recomiendo a nadie, ya que van a toda velocidad y te propinan todo tipo de “piropos” si te interpones en el paso de un ciclista que utiliza este medio para ir a trabajar o simplemente pasear. La próxima vez tendré más cuidado. Tardamos unos 40 minutos en ir y volver.

El autor de este proyecto, cuyas obras comenzaró allá por 1870, John Roebling murió de tétanos antes de que comenzaran las obras. Su hijo, Washington Roebling fue el encargado de supervisar la construcción hasta que sufriera una embolia pulmonar lo que hizo que su mujer tomara las riendas del proyecto (como toda mujer) y se encargó de controlar las obras. En 1883, cuando se abrió el paso a los peatones a alguien se le ocurrió gritar “El puente se hunde” y a pesar de la posible intención bromista inicial el resultado fue una avalancha humana en la que murieron 12 personas.

Al cruzar el East River de Manhattan se obtienen unas vistar formidables del “Manhattan Bridge”. Inaugurado en 1909 y diseñado por Leon Moisseif. Conecta al bajo Manhattan con Brooklyn. Creo que para esta primera visita tenía que haber elegido cruzar este puente, ya que la emoción no hubiera hecho que invadiera el carril bici. En el, el paso para peatones y el carril bici se encuentran separados teniendo cada uno un acceso distinto. He de decir que su entrada (que os mostraré en los próximos post), situada en Canal st y Browery, me resultó espectacular. Dese las alturas pudimos ver “Pier 17”, es el nombre de un antiguo embarcadero reconvertido en un centro comercial. Tampoco tuve la suerte de visitarlo, pero será un indispensable para la próxima visita. El lugar no solo ofrece restaurantes, tiendas y preciosos veleros sino unas vistas espectaculares del bajo Manhattan y el Puente de Brooklyn.

Comentarios en: "“Atardecer en Brooklyn Bridge” : Día 3" (3)

  1. missmadaboutravel dijo:

    Gran post! El puente de Brooklyn es una maravilla y vale mucho la pena cruzarlo a pie! 😉

    • Gracias!! Sí, a pié, pero cuidandote de los ciclistas, ¡Van a toda pastilla! Nunca Nunca invadir el “carril bici”.Ahí dejo mi consejo 😉

      • missmadaboutravel dijo:

        Cuanta razón tienes! Nunca invadir el “carril bici” porque entre lo rápido que van y el mal genio que gastan los ciclistas si estás en medio… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: