Este cuarto día lo comenzamos a bordo del “International Express”. Esta línea de metro es todo un clásico de Queens, que lo atraviesa y une con Manhattan. No solo proporciona unas fantásticas vistas sino que se adentra en algunos de los barrios neoyorquinos con sabores internacionales. Los mejores lugares para obtener buenas vistas, indiscutiblemente,son los asientos del primer y último vagón. Caminando bajo las vías del metro justo al sur de Jackson Ave nos encontramos con una de las mejores colecciones de grafitos de Nueva York. “5 Pointz” es una muestra de arte callejero en las paredes de un grupo de edificios industriales, cuyos grafitos son renovados cada cierto tiempo y previa solicitud vía email. Artistas de todo el mundo, incluso españoles, expresan su arte en este lugar.

La siguiente parada  “Long Island City“, el barrio más cool de Queens. Lo que hasta hace poco eran viviendas y almacenes en desuso se ha convertido en el punto de mira de los inversores que han ido poco a poco transformandolos en nuevos y brillantes edificios de viviendas con unas vistas espectaculares de midtown. Me encantó el parque mirador con las preciosas vistas a la sede de la ONU y Manhattan.

Llegamos al “Bronx”  y la primera visita fue al nuevo estadio de los Yankees. Este ofrece visitas guiadas de una hora por el museo, el banquillo, la cabina de prensa, el vestuario, el campo y el “Monument Park”. Los partidos tienen lugar de abril a octubre. En el “Joyce Kilmer Park” destaca la Lorelei  Fountain obra Heinrich Heine y las vistas de los Juzgados que más trabajo deben tener en la ciudad. En la zona  se encuentra el histórico hotel “Concourse Plaza”, sede de estrellas deportivas e importantes políticos convertido a día de hoy en una residencia municipal para la tercera edad.  Por último visitamos la comisaría “Fuerte Apache”, famosa por su aparición en innumerables películas siendo la más famosa esta última protagonizada por Paul Newman.

Esta primera parte de la jornada la finalizamos paseando por la avenida principal de Harlem. La Martin Luther King Boulevard está plagada de comercios, bares e iglesias. En la mayoría de las iglesias se podían leer letreros “All are welcome”. Nos aconsejaron que para poder vivir una experiencia gospel satisfactoria lo ideal era no asistir a las que estuvieran plagadas de turistas y buscar la nuestra por cuenta propia teniendo como premisa no fotografiar a los fieles. El lugar también ofrece otras alternativas, misa gospel cualquier otro día de la semana distinto al domingo así como servicios “Hip-Hop” los jueves por la noche son  algunas de ellas. Tanto en Harlem como en el Bronx existen innumerables “Jardines Comunitarios“, creados por voluntarios en parcelas yermas y abandonadas. Algo característico es que el diseño y fin de los mismos tenían personalidad propia. Terminamos con un paseo en Mt.Morris Park, un barrio histórico residencial en el centro de Harlem. Casas diseñadas a finales del s.XIX y principios del S.XX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: