Esta  ruta recorre una pequeña parte de la costa norte de Gran Canaria en el municipio de Arucas. A lo largo de ella observaremos las maravillas de las que la naturaleza nos hará partícipes. Se trata de una sucesión de acantilados que caen al mar consecuencia de la historia volcánica de las Islas Canarias.

El inicio y el fín se encuentra en el pueblo costero de Bañaderos. Partiremos del camino que comienza en la “Desaladora de Bañaderos” y discurre perfectamente delimitado por toda la costa hasta llegar a la punta de Arucas. Lo primero que nos encontraremos serán las “Salinas del Bufadero”. Se instalaron en el S.XVII y forman parte del proyecto de rehabilitación del Gobierno de Canarias.

La punta de Arucas fué en su día un brazo de lava que ganó terreno al mar. El estado de conservación de las lavas volcánicas que la cubren es óptimo. Bajo la punta se ha abierto una gruta fruto de la erosión marítima. En su base existe una pequeña cala acondicionada para el baño si el estado del mar lo permite. Existe una zona en el camino en la que parece que el sendero se pierde, está totalmente prohíbido seguir por el camino que parece trazado sobre los acantilados ya que es muy peligroso. Hay que buscar justo por encima y más cercano a la carretera el sendero que discurre y se encuentra perfectamente delimitado.

Comentarios en: "Caminando al borde del precipicio hacia la punta de Arucas" (3)

  1. Marta Aguilera dijo:

    Qué preciosidad de lugar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: