Archivo para la Categoría "MI GRAN CANARIA"

Lujo, Glamour y Dunas “El Faro de Maspalomas y su entorno”

Recientemente  he ido a pasar el día a la playa de Maspalomas, concretamente a la zona del Faro, aprovecho para mostraros el entorno que lo rodea. La urbanización es de lo más chic, repleta de terrazas, restaurantes, boutiques de moda así como hoteles de primera categoría. Todo esto hace que se respire glamour y lujo.

El  “Faro de Maspalomas”, es todo un icono para mi isla. Dio luz por primera vez en 1890 y fue proyectado por Juan de León y Castillo. Mide unos 56m de altura e históricamente hablando ha sido testigo de la evolución del municipio de “San Bartolomé de Tirajana”.

La playa que elegí para pasar el día, “La playa de Maspalomas”, es de arena fina y dorada. Goza de Bandera Azul. Cuenta también con acceso para minusválidos. A la derecha del faro existe una zona de rocas testigo, en tiempos lejanos, del fondeo de las carabelas de Cristóbal Colón y Barcos piratas.

Con respecto a la “Charca de Maspalomas”, os puedo decir que es lugar de descanso de las aves que migran desde África y se provee de las aguas del barranco de Maspalomas y del mar. Este ecosistema junto al “Oasis de Palmeras” y el “Campo de dunas” conforman la “Reserva Natural Especial de las Dunas de Maspalomas”. Una obra de arte de la naturaleza.

Ropa Vieja de Pulpo y fín del día en “La Aldea de San Nicolás” (2/2)

Después del chapuzón el hambre aprieta así que me nos decidimos por una comida en uno de los restaurantes  del paseo marítimo.  La elección: “Ropa Vieja de Pulpo”. Un plato creado por un cocinero del municipio, concretamente en un restaurante de la playa de Tasarte.Elaborado a base de pulpo, garbanzos, pimientos, tomate, cebolla y especies. Exquisito.

A los pies de nosotros se encuentra la playa principal. Comienza después de la cala del muelle viejo. Ámbas de aguas cristalinas pero esta última menos resguardada del viento. Seguimos con el paseo y lo ideal era relajarse bajo los árboles del parque “Ruben Díaz”. Ubicado en medio de un bosquellico de Tarahales.

Desde él se aprecia “El Charco”. Protagonista de la fiesta que cada 11 de septiembre se celebra en honor a “San Nicolás de Tolentino”. Todos los isleños hemos bailado alguna vez al ritmo de la banda de Agaete mientras esperamos expectantes a que el alcalde del municipio lance la señal de salida. Una vez oímos el volador todos debemos tirarnos a la pesca de la “Lisa”. Fantástica Fiesta.

Para terminar el día la idea era visitar “Cactualdea”, el mayor parque natural de cactus de Europa. Su interior esconde más de 1300 especies distintas. No contábamos con la hora de cierre.Llegamos a las 17.30h y el centro cerraba a las 18.00h. Así que la visita espero poder realizarla otro día.

Glamour, Lujo y Dunas: “El Faro de Maspalomas y su entorno”

Los motoristas adoran sus curvas: “La Aldea de San Nicolás” (1/2)

En este y próximo post os voy a resumir el último día que estuve de visita en este municipio. Con respecto a la carretera de acceso os aviso que es  serpenteante y  adorada por los motoristas de la isla. Se encuentra en el oeste de la isla y es el municipio más lejano de la capital Gran Canaria.Por otro lado he de pedir disculpas ya que tengo algún lapsus en el vídeo y llamo al municipio por su antiguo nombre “San Nicolás de Tolentino”. Siendo su nombre original y desde 2006 “La Aldea de San Nicolás”.

Comienzo con un paseo por el casco urbano, cuya calle principal es peatonal. Veremos “La Casa Balcón”, ejemplo de arquitectura tradicional canaria y la “Parroquia de San Nicolás de Tolentino” entre otros. Especial mención merecen los diferentes “Museos Vivos” distribuidos en la población. Nos ofrecerán, previa cita, una demostración de oficios tradicionales del mundo rural ya desaparecidos.

En el tramo de carretera que discurre desde el núcleo urbano  hasta la playa podremos observar diversos molinos. Como por ejemplo “El Molino de Viento de los Rodríguez” y “El Molino de Viento de los Majanos”. Una vez llegamos a la playa nos dirigimos al muelle viejo para valorar la posibilidad de darnos un chapuzón en la pequeña cala que allí se encuentra. Hacia viento pero como esta zona está resguardada toca darse un chapuzón para abrir apetito en este día, en el que como es habitual, luce un sol espléndido.

Los moteros adoran sus curvas: Vídeo de mi día en “La Aldea de San Nicolás”

Vídeo: Viendo la mítica cola de un dragón en el mirador “El Balcón”

Sardina de Galdar

Cualquier día es bueno para disfrutar de este enclave marinero en la costa de Galdar, Gran Canaria.

A 5km del casco urbano este pedazo de costa tradicional, al abrigo de los vientos y de las peligrosas corrientes marinas, cuenta con una playa de arena y otras alternativas de baño.

La oferta gastronómica en este pequeño y escondido rincón no puede ser otra que la de pescado fresco en cualquiera de sus varios restaurantes y bares.

Con accesos exclusivos para buceadores, este muelle se ha convertido en puente que separa dos mundos. Siendo unos de los lugares más importantes del buceo en la isla.

La poca profundidad existente, la gran variedad de fauna, así como la ausencia de corrientes y zonas traicioneras lo hacen muy atractivo para la práctica del submarinismo.

Esta magnifica tarde presidida por las vistas del “Roque Farallón” ha sido sin lugar a dudas fuente de energía para seguir con la rutina diaria.

Un paseo por la Villa Verde: Moya

Esta tarde he dado un paseo por Moya, un municipio de Gran Canaria. Conocido también como la “Villa Verde” debido al increíble entorno natural que existe a su alrededor. Al llegar a la población  nos recibe la Iglesia de Nuestra Señora del Candelaria, precioso edificio neorrománico al estilo medieval. La obra actual fue construida en 1957 con el esfuerzo de un pueblo que colaboró desinteresadamente.

Su centro histórico se caracteriza por ser una urbanización líneal en cuya calle principal podremos observar balcones de todo tipo y diversos materiales y estilos. Los edificios están alicatados en cerámica con una abundante volumetría escultórica característica del art deco.

Aquí nació Tomás Morales, importante poeta español autor de ” Las Rosas de Hércules” y considerado uno de los máximos exponentes del modernismo español.En su casa natal está instalado el museo que podemos visitar todos los días de 10.00 a.m.  a 08.00 p.m. Reabierto en 2011 tras obras de adecuación.Con una visita descubrirémos todo lo relacionado con su vida y obra así como aspectos de la villa que ejercieron influencias sobre las mismas.

Mi rincón favorito es sin duda su mirador. Ubicado en la Plaza de la del Candelaria, en su parte trasera, obtendremos unas vistas preciosas del Barranco de Moya.

Caminando al borde del precipicio hacia la punta de Arucas

Esta  ruta recorre una pequeña parte de la costa norte de Gran Canaria en el municipio de Arucas. A lo largo de ella observaremos las maravillas de las que la naturaleza nos hará partícipes. Se trata de una sucesión de acantilados que caen al mar consecuencia de la historia volcánica de las Islas Canarias.

El inicio y el fín se encuentra en el pueblo costero de Bañaderos. Partiremos del camino que comienza en la “Desaladora de Bañaderos” y discurre perfectamente delimitado por toda la costa hasta llegar a la punta de Arucas. Lo primero que nos encontraremos serán las “Salinas del Bufadero”. Se instalaron en el S.XVII y forman parte del proyecto de rehabilitación del Gobierno de Canarias.

La punta de Arucas fué en su día un brazo de lava que ganó terreno al mar. El estado de conservación de las lavas volcánicas que la cubren es óptimo. Bajo la punta se ha abierto una gruta fruto de la erosión marítima. En su base existe una pequeña cala acondicionada para el baño si el estado del mar lo permite. Existe una zona en el camino en la que parece que el sendero se pierde, está totalmente prohíbido seguir por el camino que parece trazado sobre los acantilados ya que es muy peligroso. Hay que buscar justo por encima y más cercano a la carretera el sendero que discurre y se encuentra perfectamente delimitado.

Vídeo la Villa Verde: Moya

A %d blogueros les gusta esto: